No es lo que ves, sino lo que hacemos que otras personas vean, provocando una respuesta emocional.